19/3/16

Poema de Fabián Leppez



• LA POLENTA •

La polenta hierve hecha grumos.
Salpica una gota y quema
mi mano que revuelve.
Las cebollas y tomates a un costado
me humanizan.
En un minuto, uno ni alcanza a procesar si
tiene hambre y la polenta ya está lista.
Ahora me siento a comer con esos soldados
acuartelados que si se negaban a morder,
les pegaban un cachetazo y los mandaban
a limpiar el baño.
Ahora me siento con esos niños que,
sin soplar, se queman la boca en el comedor
barrial mientras la vecina militante los
acomoda en la silla con los pies colgando
y les enseña a agarrar el tenedor.
Ahora me siento frente a la tele como ese
niño que no sabe agarrar el tenedor y
se llena la boca atolondrado.
Ahora dejo escurrir la polenta en mi boca
como ese soldado que en silencio come
lo que hay y piensa en el final.
Ahora me envuelvo en el pijama a lunares
de un cielo confuso y siento en
la boca pastosa, el dolor del maíz.
El dolor de las cosas sin nombre/
Como esa angustia que cuelga en la
olla grande cada vez que el horario se acerca
y nos ponemos a batir el alimento más barato,
el que está listo en dos minutos,
en los que ni llegamos a procesar
cuánta hambre hay en el mundo.


© Fabián Leppez

7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

gracias por este poema, un abrazo


Silvia Loustau

19 de marzo de 2016, 15:55  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Un poema del hambre, de la angustia...abrazo, Inés Legarreta.

19 de marzo de 2016, 16:53  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Conmovedor. El hambre y el alimento humilde, desde distintos escenarios. Gracias
Juany Rojas

20 de marzo de 2016, 0:11  
Anonymous Anónimo ha dicho...

" el dolor de las cosas sin nombre!!! ay, ¡ y qué dolor! como tu poema. abracito fabián. susana zazzetti

20 de marzo de 2016, 13:25  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Un poema que habla del hambre, de la desolación. Bello.

Abrazo
Elisabet

21 de marzo de 2016, 10:51  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

No se puede separar. Habita en la mente, en el recuerdo, en momentos difíciles, de hambre!!
De excelencia la descripción.
Un abrazo

22 de marzo de 2016, 11:41  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Ésto es diario, es universal y está dicho de una manera que conmueve, te felicito.
Betty

26 de marzo de 2016, 22:45  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal