19/3/16

Poema de Catalina Boccardo


FIGURA  DOCE 

he decidido arrojarme
a búsquedas poco controladas

antes  me paraba
detrás de un cuerpo
en el patio frío

corregía conductas
“no debo molestar” “no debo hablar”

hasta rompí dibujos  por una sanción severa
doscientas oraciones

esas mujeres eran mis maestras
y  exigían tomar distancia


© Catalina Boccardo

7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...



Perfecto, Catalina.
¿Quién no lo sufrió?
Un abrazo.

Alicia Márquez

19 de marzo de 2016, 16:14  
Blogger catalina boccardo ha dicho...

No cierto, Alicia?

19 de marzo de 2016, 18:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

celebro tu decisión. hay que ser..., al menos intentarlo. susana zazzetti.

20 de marzo de 2016, 13:29  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Y cuánto dañan , las mismas maestras castradores, ignorantes de conocimiento. No se borran mas esos momentos y uno se "aleja" de ellos cuando aparece alguien que nos recuerda ese tiempo. UUUUffffffff
Abrazo me alegra hayas podido sacarlo afuera.

22 de marzo de 2016, 11:44  
Blogger Mariano ha dicho...

Ingenioso poema, Catalina, con un final polisémico. Felicitaciones.

Mariano Shifman

22 de marzo de 2016, 14:24  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Compartimos esas exigencias controladas. Me gusta ese arrojarse "a búsquedas poco controladas". Un abrazo
Graciela Barbero

25 de marzo de 2016, 21:41  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Aprendimos a darnos permiso. Muy bien. A pesar de la distancia. Me gustó mucho. ¡Gracias por compartir!!

1 de abril de 2016, 4:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal