18/3/16

Poema de José María Pallaoro




EN EL JARDÍN JUNTO LAS PIEDRAS

Ella tenía los labios morados
con 25 grados al sol.
Busco en la máquina por qué
se ponen morados los labios.

Toco las letras con las manos heladas.
Abuela padecía del síndrome de Raynaud,
aunque debe ser el cansancio.
Hablan de problemas de oxigenación.

Y pulmonar y cardíaco y celular.
No sonó en toda la mañana.
En el jardín junto las piedras.
Van a parar al balde de albañil.

Y por qué por qué tus labios.
Las tiro en la vereda de piedras blancas
y sigo preocupado y un poco.
Quizás una especial sensibilidad

a ciertos bálsamos labiales.
De moras negras de moras.
Nunca vienes no estás.
Azul violeta de cielo silvestre.

De moras colmada.
Hermosos labios bellísimos.



© José María Pallaoro

6 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

las piedras, la abuela, el balde, los recuerdos, el jardín, has logrado con estas imágenes casi dispares, un cuadro no de costumbre cuya estética tiene el color de la moras de esos labios. bellísimo. susana zazzetti.

18 de marzo de 2016, 20:08  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias por tu poetica, por toda ella , un abrazo José,

Silvia Loustau

19 de marzo de 2016, 16:00  
Blogger sacanueces ha dicho...

me pareció hermoso! gracias por compartirlo, francisco

20 de marzo de 2016, 15:00  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

La sensibilidad permite escribas este poema y poesía en si.
Mi abrazo

22 de marzo de 2016, 12:38  
Blogger José María Pallaoro ha dicho...

muchas gracias, queridos amigos, por sus palabras, hermosas palabras, bellísimas.

jm

27 de marzo de 2016, 11:47  
Blogger Susana de Iraola ha dicho...

Que bella y extraña conjunción el amor y la muerte.gracias.

30 de marzo de 2016, 13:54  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal