18/3/16

Poema de Nerina Thomas


Soy testigo de todos los sonidos
las hojas de los árboles danzan
es el viento que acaricia
El canto de los pájaros
creando tan bella melodía
Los pasos de quienes se acercan
alguien se zambulle a la pileta
otro ruido que se acopla
a este movimiento de todos
quienes sin programarlo
estamos siendo un punto en el universo.
Poder descubrirlo, es estar vivo
aunque no sea el mismo ritmo
de mirar como miro
escuchar lo que oigo
disfrutar este tiempo sin premura.
No esperar de nadie lo que no pueden dar
saber que la vida, es esto que vivo.


© Nerina Thomas

9 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias por tu poema , un abrazo Nerina,



Silvia Loustau

19 de marzo de 2016, 16:05  
Anonymous Anónimo ha dicho...



¡Bellísimo poema, Nerina!
"otro ruido que se acopla a este movimiento
de todos".
Es así.

Un abrazo,

Alicia Márquez

19 de marzo de 2016, 16:16  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Saborear la vida, apaciblemente. Abrazo, Inés Legarreta

19 de marzo de 2016, 16:55  
Blogger sacanueces ha dicho...

me encantó y siento en él, tu desnudez cimbrando. bellísimo!!! un beso enorme, francisco

20 de marzo de 2016, 15:06  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué bello, Nerina! Qué sabiduría en ese percibir tantos sonidos: hojas, viento, pájaros, pasos y descubrir ahí la vida, con esa sencillez aparente, con esa contundencia.
"...saber que la vida, es esto que vivo": no lo ideal, no lo inalcanzable, esto actual, presente, que mezcla hebras de hermosura y de espanto, inevitablemente, en cada uno. ¡Felicitaciones!

Un cariño!

Amalia Zacoutegui

20 de marzo de 2016, 18:27  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Y es esto la vida, muy bueno.

Abrazo
Elisabet

21 de marzo de 2016, 12:15  
Blogger ALICIA CORA ha dicho...

Saborear la vida, esa es tu propuesta y creo que es hora de empezar. Gracias por un poema tan Bello. Besos Alicia.

23 de marzo de 2016, 8:14  
Blogger Adriana ha dicho...

Poesía y sabiduría, qué hermosa combinación. Un abrazo. Adriana Maggio

23 de marzo de 2016, 14:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué bello, simple y -precisamente por eso-, sabio. Un abrazo Nerina. María Cristina Di Lernia

28 de marzo de 2016, 19:20  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal