18/3/16

Poema de Alicia Márquez




Cuando éramos inmortales
no importaba nada. El día podía tener
veinticuatro horas, quince o quizás treinta.
Podíamos dormir media hora,
o dos. Y estábamos espléndidos.
Cuando éramos inmortales
y fatalmente hermosos
la muerte era una palabra lejana, ajena.
Cuando éramos inmortales
brillábamos, amábamos y no teníamos
la menor idea de que nada era para siempre.
Cuando éramos inmortales,
tan bellos, tan erguidos en nosotros mismos,
tan seguros de todo,
y tan hermosamente torpes,
manejábamos el tiempo, porque éramos sus dueños.

Ahora, negociamos. Sólo negociamos.


© Alicia Márquez

12 comentarios:

Blogger ALICIA CORA ha dicho...

Creo que hay que tratar que la negociación no nos borre al niño que llevamos dentro. Alicia una belleza tu poema, beso Alicora.

18 de marzo de 2016, 19:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡ qué aprendizaje de vida!! no quito mis ojos de tusd palabras.
susana zazzetti.

18 de marzo de 2016, 20:10  
Blogger Rolando Revagliatti ha dicho...

¿Qué elijo, Alicia, o elejiría para algún acápite o algo así?: "tan erguidos en nosotros mismos".


rolando
*

19 de marzo de 2016, 15:39  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me tocó el alma, gracias un abrazo,


Silvia Loustau

19 de marzo de 2016, 16:01  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Antes y ahora: el tiempo! Abrazo, Inés legarreta

19 de marzo de 2016, 16:50  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Ahora negociamos, muy cierto, Alicia. Bellísimo poema.

Abrazo
Elisabet

21 de marzo de 2016, 12:13  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Ahora tenes conciencia. Has transitado el camino de la madurez, del darse cuenta. Otro tiempo. Un descubrimiento sin carabelas. Etapas vividas con orgullo de transitar las,como orgullosos estamos de que existas.
Mi cariño!!

22 de marzo de 2016, 12:41  
Blogger Mariano ha dicho...

"Cuando éramos inmortales": así comienza tu poema, bello y que cala en el hueso de la poesía -y de la vida-: el tiempo.
Es cierto, cuando niños somos inmortales; ¿qué más pedir?

Felicitaciones y un gran cariño.
Mariano Shifman

22 de marzo de 2016, 14:28  
Blogger Adriana ha dicho...

Excelente, Alicia. Qué bueno eso de que "éramos dueños del tiempo": todos tuvimos esa equivocada percepción. Me gustó mucho. Un abrazo. Adriana Maggio

23 de marzo de 2016, 14:28  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Magistral poema, querida Alicia!!Un abrazo

25 de marzo de 2016, 23:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"eramos dueños del tiempo" Ahora........
bello
flora

29 de marzo de 2016, 12:38  
Anonymous cristina briante ha dicho...

RE-lindo!!!Melancólica verdad.
cariños
Cris

1 de abril de 2016, 18:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal