6/10/19

Poema de Claudia Molina



Las moscas son manchas
                         sobre la pared
                         sobre el silencio
                         sobre vos
                         sobre mí
Las moscas bajan
                     a la mesa
                     a los platos
                     a los cuerpos
un manotazo
                y otro
                y otros manotazos
               de ahogados
               resucitados
               muertos o por morir
Las moscas revolotean
                                      la luz

La luz de la lámpara pega
de lleno en mis ojos bien abiertos
mi cara se refleja en la pantalla del celular
estoy llena
     de la estupidez
     de los puñales por la espalda
     de la cobardía
     de las palabras atragantadas
    porque “en boca cerrada no entran moscas”
    tampoco salen
estoy llena de personas como moscas
que sólo dejan
                         sus desperdicios.

© Claudia Molina

2 comentarios:

Blogger Adriana ha dicho...

Duro y contundente como una piedra. Muy bueno. Un abrazo. Adriana Dirbi Magio

7 de octubre de 2019, 8:53  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Moscas que vuelan por doquier dejando rastros y destellos sobre un poema magnífico! Sensaciones, descripciones y palabras sugerentes: muy buen logro! Alfredo Lemon desde Córdoba

7 de octubre de 2019, 11:43  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal