6/10/19

Poema de Carlos Morteo


  

Pehuen

como si quisieran llegar mas cerca del cielo
al sur de la cordillera alta  el pino de brazos
                                             ruega por todos
piñonero      la cortina de nieve no lo oculta
             hay huellas viejas que no se borran

   de qué hablan las araucarias con el viento

qué dolores tiene el suelo cuando caen piñones
             y viene de amarillo el otoño a deshojar
qué despiertan las nevadas si no los frutos
         al venir en esas fechas hacia las sombras

el hambre se muestra junto a ellos
los naturales de aquellas distancias
    envueltos con olvidos de mantas y ponchos
forzados a  la  pereza de las regencias
acompañan la vida con los pehuenes viejos
entre cientos de años de tallos imponentes
con las mismas soledades que sus indios

la montaña en su poder de piedra y cóndor
hace mas fuertes los árboles con manos
así lo que no les llega en los repartos
de la nieve  de las rocas  de los vientos
                                              y de algún río
con los cuerpos gigantes se harán en piñones
para matar el hambre de las soledades

se estirarán como siempre hacia el cielo
                    pidiendo por lo que otros deben

© Carlos Morteo

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal