17/5/16

Poema de Natalia Litvinova


La suelta

Me retoco los labios en el tren
al lado de un hombre
que mira hacia otro lado,
animo la suelta de perfumes,
deshago la trenza,
enfurezco el color de mi boca
después de haberlo atormentado.
Una parte mía se escapa en este instante.
Como un caballo negro,
cabalgo velada por mi propia oscuridad,
montada por jinetes
que conducen a la guerra.


© Natalia Litvinova

5 comentarios:

Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Buen poema. Trágico y nocturno.

17 de mayo de 2016, 15:00  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querida Natalia, un poema magnífico, propio del que conoce las armas de escribir, de la seducción y de ser libro. Escondidas en tu "propia oscuridad".-Beso Isabel Llorca Bosco

17 de mayo de 2016, 17:16  
Anonymous María Marta Donnet ha dicho...

Me encantó Natalia !!!! Gracias !!!

17 de mayo de 2016, 21:30  
Blogger Andrés Kilidjian ha dicho...

acompañada del instinto equino. cuanta la gratitud...

18 de mayo de 2016, 15:52  
Blogger Adriana ha dicho...

Hermoso poema atravesado por la fuerza del instinto y la oscuridad. Muy bueno. Un beso. Adriana Maggio

21 de mayo de 2016, 16:01  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal