15/5/16

Poema de Florencia Lo Celso


Fuimos hijos de un tiempo
que sembró el vértigo
la fatalidad como relámpago
 la noche que construía
la soledad y el espanto
la indignidad
el desprecio
la cárcel y el hambre,

vimos

desfilar sombras por  esquinas
 mientras los ojos quedaban
prisioneros de la ausencia

la urgencia

era romper el silencio
desgarrar el aire
 descubrir nuevamente
los nombres que asomaban

volver
a ser la voz de  otros,
sus manos, su vuelo
el sueño
de esa calle
de ese sendero

volver a ser

a pesar de la lágrima que asoma.



© Florencia Lo Celso

4 comentarios:

Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Sobrecogedor.

16 de mayo de 2016, 4:37  
Anonymous María Marta Donnet ha dicho...

Me sentí muy identificada. Muchas gracias Florencia. Me encantó !

17 de mayo de 2016, 21:37  
Blogger Susana Rozas ha dicho...

Gracias, es una generación que vivió y liuchó poeticamente. susana

19 de mayo de 2016, 20:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Gran poema, y de verdad muy intenso.
Con admiración
Walter Mondragón

22 de mayo de 2016, 14:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal