17/5/16

Poema de Miguel Ángel Ferreira

 


SED

En la copa de vino se estrella
Contra sus paredes el néctar violento
De las tierras altas, las manos rudas
Entre el verde con su redondez de tinto, o en la
Blancura del parral
Se estremecen las letras de un cuento,
Alteradas rimas, un canto de voz en off
Desde el fondo del pasillo se acerca a mis oídos
Toma de mis ropas de linyera
Se hace hueco en mis dedos
Canto de enredaderas prietas de sangre
Alguien me nombra
Desisto del canto
Y apuro de la copa
La sed se calma en el fondo de mi garganta.-


© Miguel Ángel Ferreira

2 comentarios:

Anonymous Milagros Rodríguez ha dicho...

MIGUEL NUNCA DESISTAS DEL CANTO! BELLO POEMA

20 de mayo de 2016, 11:24  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Excelente poema, Mel.
Me vino una sed espantosa.

Abrazo,

Alicia Márquez

22 de mayo de 2016, 18:40  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal