14/8/15

Poema de Ignacio Giancaspro


POEMA PRIMERO

Atleta olvidado
Pensador sombrío
Soñador ardiente
Arcángel  dormido
He escuchado
corceles en mis venas
y sentido al Oráculo
anunciar los signos                                        
                                              
En la noche espacial                                              
la magia alquímica                                              
ausente de alquitrabes de cristal                                               
prepara mi retorno
                                              
Yo no pensaba                                              
que en mi sencillo atardecer                                              
se abriera el canto                                              
pero allí están Ellos                                              
Yo lo sé                                              
Mis ancestrales dioses me lo mandan                                              
Debo renacer                                              
Hoy he nacido 



© Ignacio Giancaspro

11 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

siiiiiiiiiiiiii, ese final me llena de alegría, broche a un poema que solamente un tremendo juglar puede escribir. abracitos, ignacio, y gracias!susana zazzetti.

14 de agosto de 2015, 12:40  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

qué mandatos del alma!!
Guauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
Cariños Ignacio.

14 de agosto de 2015, 14:21  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un poema que te representa en alma y cuerpo,
Michou Pourtalé

14 de agosto de 2015, 21:14  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Precioso y trascendente poema.

15 de agosto de 2015, 16:25  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Me atrajo la trascendencia del ser en un poema directo y breve, muy grata lectura.
Abrazos
Betty

16 de agosto de 2015, 20:48  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Me atrajo la trascendencia del ser en un poema directo y breve, muy grata lectura.
Abrazos
Betty

16 de agosto de 2015, 20:48  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Bellìsimo, amigo!!!

Besossssss

17 de agosto de 2015, 13:36  
Blogger Mariano ha dicho...

¡Bello poema, Ignacio! Metafísico, sentido. Ha sido una grata sorpresa conocer tu poesía a través de Mis Poetas Contemporáneos.
Un cordial abrazo.

Mariano Shifman

23 de agosto de 2015, 18:14  
Blogger Isabel ha dicho...

Muy buen poema, Ignacio, como una misteriosa leyenda con final feliz.
Un abrazo
Isabel Llorca Bosco

5 de septiembre de 2015, 14:11  
Blogger Isabel ha dicho...

Muy buen poema, Ignacio, como una misteriosa leyenda con final feliz.
Un abrazo
Isabel Llorca Bosco

5 de septiembre de 2015, 14:11  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola Ignacio: un grandísimo poema, con una gran carga ancestral, una gran apertura al infinito, como si el "eterno retorno" se hiciera tangible, "en la noche espacial". Tanta "magia alquímica", tantas vidas y la lucidez de saber que se ha sido "atleta olvidado", dan como resultado esta obra mestra de la fuerza y la síntesis. Grandioso, querido amigo, cada vez que leo este poema me gusta más. Con mucho cariño Irene Marks

6 de septiembre de 2015, 7:41  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal