12/8/15

Poema de Gabriela Yocco




te canto cada noche
a veces es sólo tu nombre  / un plañir litúrgico
el vaivén de las aguas del sueño o ese murmullo primitivo y gutural
parecido al silencio de los peces  / de las rocas / de la eterna planicie de los árboles

te canto con palabras de origen incierto
con un lenguaje animal tan exacto como el alba o tus ojos

acuno el misterio rendido
ante el abismo cenital de los alumbramientos
y abrazo mi espalda
la ciño de manos y de alambres y me muevo
de adelante hacia atrás de atrás hacia adelante
en el momento de los timones rotos y del extravío de la brújula

algunos secretos los sabe sólo tu nombre
niña reina
éste que canto y digo y deshago
en sílabas inmensas como una casa vacía
donde camina el invierno con los pies descalzos

te puse de cara a la luz y me volví ancha y serena
entonces agitaste tu mano de agua en el límite del horizonte
dentro muy dentro de mí
y retumbé días y días sin entender el idioma ni entender
este cuerpo vasija ciega

no sos
esas horas de látigo y de cuero en los tobillos
no sos el aullido
no

sos la que nadaba luminosa en el cuadrante del tiempo
perfecta como un dios o una palabra

niña reina
guardiana del silencio


© Gabriela Yocco


9 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

GUARDIANA DEL SILENCIO...ASI ES LA POESÍA!! ABRAZO


MARIA DEL MAR

12 de agosto de 2015, 14:13  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

"Sos la que nadaba en el cuadrante del tiempo" muy bello.
Un abrazo
Graciela N Barbero

12 de agosto de 2015, 21:32  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me gustó mucho tu poema Gaby, un beso grande, Dolores Pombo

12 de agosto de 2015, 23:23  
Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Bellisímo, un cato inmenso, un emjambre de versos fecundos. Gracias por este poema.

13 de agosto de 2015, 5:00  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡ cuánta transparencia en estas emociones! muy bello. muy trabajado. susana zazzetti.

13 de agosto de 2015, 9:57  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...


Y se tornó enorme el espacio con su centro abierto, sediento.
Bello poema.

13 de agosto de 2015, 17:59  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Un elogio a la poesía.
besos

13 de agosto de 2015, 18:42  
Anonymous Anónimo ha dicho...

"...la casa vacia donde camina el invierno con los pies descalzos". Me encantó. Abrazo mariposa! Mary Acosta

16 de agosto de 2015, 19:54  
Blogger Isabel ha dicho...

Gabriela, poema espléndido.Releí y todavía resuena "sílabas enormes como una casa vacía..." Un abraxzo
Isabel Llorca Bosco

5 de septiembre de 2015, 14:19  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal