8/5/20

Poema de Noemí Correa Olivé




OTOÑANDO

en la periferia de lo urbano
en paz con el Uno Mismo
con la pregunta intacta
sin respuesta
la duda ya inconfesa
pero en paz
con bravura por el dolor domesticado
con euforia que se inflama hasta el orgasmo
en este recorrido habitado de presencias
que no se buscan / que no me llaman
y con la hamaca que se mueve porque sí
porque está en  su esencia columpiarse
como está en mi esencia
la negación de lo visible,
bastardeo la palabra
estrujo el verso hasta la médula
y  la única certeza que acompaña
cotidiana / inefable
es la muerte,
en tremendo desacato
a la conciencia
hay un sarcófago que espera
y no nos damos cuenta.

© Noemí Correa Olivé

Etiquetas:

6 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Fuerte amiga, como me gustan a mí. Griselda Rulfo

10 de mayo de 2020, 12:12  
Anonymous Belkys Sorbellini ha dicho...

Guau! Terriblemente duro y cierto. Muy bueno!

10 de mayo de 2020, 12:22  
Blogger Isabel ha dicho...

Muy bueno. Un poco vacía del amor como yo lo entiendo, me columpio en un repaso de inglés. Mi marido investiga sobre Belgrano. Te felicito por tu inteligencia y tu valentía para hablar así del sarcófago abierto. Abrazo grande. Isabel Llorca Bosco.

11 de mayo de 2020, 22:29  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Muchas gracias por leerme y comentar, Griselda, Belkys e Isabel!! Un abrazo grande, queridas poetas!!!

16 de mayo de 2020, 17:31  
Blogger irepoesia@gmail.com ha dicho...

Hola Noemí: hablás de aquello de lo que nadie quiere hablar, y también mirás con lucidez "este recorrido habitado de presencias que no se buscan". Un poema profundo de honda raíz existencial.
Con cariño
Irene Marks

16 de mayo de 2020, 17:43  
Blogger Noe ha dicho...

Muchas Gracias, querida poeta!! El enigma de este acontecer sobre el q actuamos, necios y a ciegas. Abrazo grande, Irene!!!

18 de mayo de 2020, 20:01  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal