11/3/20

Poema de Dana Fernández Guisande



Acaso la luna y la piedra
posean cortezas de acuarela;
o pretensiones
de cuento fantástico.

O la silla solitaria de van Gogh
Se vista de lirios, girasoles y letras.
Tal vez esta luz que amanece
sea exégesis o exhortación;
o génesis de cuento fantástico.
Incluso esta bocanada de humo
en el café
sea un tragaluz anclado a la taza.
Tal vez el día claudique
en un mapa
o en un viejo manuscrito
o en la letra inicial
de un cuento fantástico.

Y acaso se vuelva poema o acuarela
de piedra, luna, silla y café
o manuscrito o mapa
o cuento fantástico.

© Dana Fernández Guisande

2 comentarios:

Anonymous Mariasilvia Paschetta ha dicho...

"Acaso se vuelva poema", y lo hará mientras haya ojos sensibles en las almas.

11 de marzo de 2020, 18:21  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La silla solitaria,la pipa pensativa...tu poema nos trae recuerdos del genio loco de Arlés. Tus palabras también son pinceladas que nos alimentan el alma. Gracias! Alfredo Lemon desde Córdoba

13 de marzo de 2020, 19:35  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal