10/3/20

Poema de Olga Liliana Reinoso





Las casas viejas
tienen manchas de humedad
tienen enredaderas
tienen ausencias.

Ni el mejor albañil puede arreglar
sus huesos.

 Guardan secretos
rincones de lujuria
carcajadas, abrazos
buenas noticias,
triunfos,
esperas y reencuentros.

Son un cuerpo humano,
arrugado, senil
con señales de vida
gozada en plenitud.

© Olga Liliana Reinoso

4 comentarios:

Anonymous Mariasilvia Paschetta ha dicho...

Precioso rescate de lo viejo bien vivido.

11 de marzo de 2020, 18:33  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La casa, el cuerpo...secreto y maravilla. Muy bueno tu poema. Alfredo Lemon desde Córdoba

13 de marzo de 2020, 16:51  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Excelente descripción.!
Un abrazo.
TEre Vaccaro.

14 de marzo de 2020, 19:04  
Anonymous Anónimo ha dicho...

UN MOTIVO, una casa, muchas vidas.Muy bien reflejado.
Saludos.
Anahí Duzevich Bezoz

25 de marzo de 2020, 13:38  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal