11/10/19

Poema de María Magdalena Pascual



La luz que hay en tus ojos

Noche cerrada.
Crujido de hojas secas
bajo los pies
sedientos de aventura.
Susurros de las sombras.
El vuelo de algún
pájaro nocturno
delata de pronto
su presencia invisible.
A lo lejos
en la espesura
una corzuela joven.
Sus ojos
que la linterna enciende
tienen un brillo
casto y desafiante.
Anudan el asombro
la  inocencia primera
que el tiempo difumina
con su paso en los hombres.
Enfrentan los murmullos
que rondan la negrura.
Le cuelgan a la noche
dos estrellas de plata.

Corzuela de Iberá:
quién pudiera
beber de un solo trago
la luz que hay en tus ojos.
Desnudarse de miedos
en la noche cerrada.

© María Magdalena Pascual

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal