25/9/19

Poema de Mariana Finochietto





LA PLACIDEZ

Junto a mí,
tu mano que duerme
es un dulce animal en espera de la luz.
Yo rozo tu mano. No quiero despertarte
ahora
que los hijos duermen
tan lejos de la urgencia de las fiebres,
ahora
que podemos soñar
los sueños de los justos.
Busco en tu palma
las líneas de tu vida y de la mía,
acaricio
la piel que empieza a ajarse
donde tu puño aprieta las ganas de vivir.
Me guía
una certeza clara y deslumbrante.
La placidez también debería ser una emoción.

© Mariana Finochietto

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

excelente




maria del mar

25 de septiembre de 2019, 15:43  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Dos manos juntas. Acariciándose, tomándose. Diciéndose todo. ¿Qué más entonces?. Muy sugerente. Me encantó. Alfredo Lemon desde Córdoba

25 de septiembre de 2019, 17:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello!
Flora levi

26 de septiembre de 2019, 12:02  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal