11/1/17

Poema de Ana María Oddo


Días de escuela 

Esos días de escuela
en que los pisos emanaban
un olor picante
desinfectado
tan igual
a los guardapolvos planchados
y el cabello atado siempre
prolijamente.
Esos días de saltar
sobre el damero del patio
gritar de alegría
susurrar secretos
de vez en cuando alguna lágrima
pero todo tan medido
recortado.
Esos días de bordar
en la atmósfera lechosa del aula
el pañuelo de enjugar silencios
triturar palabras
        para que tragarlas no doliera tanto.
El pañuelo que más tarde
quemamos en la hoguera
de esa niñez desalojada
zona sustraída
al recuento de los días
como un tiempo en que fui ajena
secuestrada de mí
y anduve sobre brasas
con los ojos vendados
espiando a veces
la locura de vivir. 

                1 de agosto de 2015 



© Ana María Oddo

3 comentarios:

Blogger Adriana ha dicho...

¡Cómo me gustó tu poema, Ana María! Quizás sea porque me fundí con tus versos, los sentí como si yo los hubiera escrito, y hasta me pinché el dedo bordando el pañuelo de "enjugar silencios"... Excelente. Un abrazo. Adriana Maggio (Dirbi)

11 de enero de 2017, 13:30  
Blogger Anama ha dicho...

¡Gracias, Adriana! ¡Qué lindo lo que decís!Abrazo para vos.

12 de enero de 2017, 0:14  
Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

UN recuerdo que dejó dolor , un abrazo Maria Luisa Márquez

15 de enero de 2017, 14:12  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal