10/1/17

Poema de Mónica Angelino

   

el agua se desliza por la ropa     
se adhiere a la piel 
como una segunda epidermis 

arrinconada en el resquicio de la tarde 
busca un rayo de luz 
que reconstruya sus átomos 
la vuelva a la molécula 
se eleve a la cima del águila 
impávida escrutadora en el silencio 
secas las retinas de mirar al sol 

aguardando el grito mil emociones 
detrás de la puerta sólo murmullos 

y vos ahí 
habitando las calles del no olvido.



© Mónica Angelino

1 comentarios:

Blogger Mariano Parente ha dicho...

Amo lo que construís con las palabras. Fuerte abrazo Mónica !!

14 de enero de 2017, 14:40  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal