8/11/16

Poema de Norma Etcheverry


La fragua

en tanto permanezco en el éxtasis y el espanto
de una palabra que no me contiene
un extraño desfile sucede frente a mí

veo antiguas máquinas de copiar en su tinta
pero copiar no es más que hacer otra cosa
exactamente igual a la anterior
 es repetirse en un círculo sin nombre

veo artefactos de coser que despliegan
puntadas sobre la mesa
transparencias de una cicatriz infinita
entonces pienso que coser es unir y algo
parece tener sentido
pero unir es  “un  ir” ¿adónde?

sólo el águila  de doble cabeza es capaz
de mirar en todas las direcciones

por último veo, en el sueño, apostar a los dioses:
con la luz que Thot le gana a Jonsu
crea cinco nuevos días al final del ciclo
de manera que no pertenecen ni al año viejo
ni al año por venir
en ese intersticio Jano habla por su boca

fuera del lenguaje y fuera de la historia
la cacería no da  frutos.


© Norma Etcheverry

5 comentarios:

Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Admirable poema, así como es tu escritura.

Abrazo
Elisabet

8 de noviembre de 2016, 13:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Muy bueno!
Saludos
Anahí Duzevich Bezoz

8 de noviembre de 2016, 14:03  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Tu poesía Norma, hace que uno vuele al leerla.
Cariño grande

9 de noviembre de 2016, 0:19  
Blogger Susana Rozas ha dicho...

Me gustó esa poesía extraña y sentida. Abrazo.

12 de noviembre de 2016, 14:13  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Entre la palabra, la vida, la música y los hechizos… gran poema.

12 de noviembre de 2016, 19:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal