8/11/16

Poema de Mónica Angelino


me fue siguiendo hasta el interior
de la casa
observó los leños
húmedos
los huesos apilados en los hombros
caídos
sobre el piso los velos
de la siesta
desolados sus gemidos
fríos
los pies descalzos sin medias
temblaron
las paredes despintadas dibujaban arabescos
estremecidas
sollozaron las persianas la vajilla
hecha astillas
me reconocí en los pasos
bailando
¿qué canción?


© Mónica Angelino

7 comentarios:

Anonymous Carmen Barrionuevo ha dicho...

No importa qué canción si la música te acompaña... Beso enorme Mónica!!

8 de noviembre de 2016, 13:13  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

La desolación en tu poema, Mónica.

Abrazo
Elisabet

8 de noviembre de 2016, 13:28  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Una melodía triste, sin duda.
Mi cariño Mónica querida!!

9 de noviembre de 2016, 0:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...

laque surja, la que arrastre la ausencia, la que luche contra los recuerdos que lastiman. un gran poema mónica. abracito.

9 de noviembre de 2016, 9:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Sorbille dijo...
Maravilla de poema, querida Mónica! Un abrazo

15 de noviembre de 2016, 22:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un poema con una simbología admirable.
Abrazos poeta!!
Gra Bucci

16 de noviembre de 2016, 16:47  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy hermoso tu poema Mónica...
Una danza sigilosa y bella,

Abrazo grande
Montse Bertrán

17 de noviembre de 2016, 11:00  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal