8/11/16

Poema de Alicia Cora Fernández


SAETA AL POETA 

…pero que todos sepan que no he muerto;
que hay un establo de oro en mis labios;
que soy el pequeño amigo del viento Oeste;
que soy la sombra inmensa de mis lágrimas…

FEDERICO GARCÍA LORCA


Flamenco sobre la luna. 
Manos crispadas en queja infinita. 
La voz del Cante Jondo suena más que nunca a llanto. 
Rostro enjuto y gris de dolor. 
El cuerpo arqueado en reverencia póstuma 
señala en Granada el lugar. 
Ya no hay Bodas, sólo se confirma la sangre. 
La casa de Bernarda Alba está cargada de silencio 
y tiene siete candados en su puerta. 
Perdió su rebeldía y está llorando La zapatera prodigiosa 
y Doña Rosita siente que esta vez su soledad es definitiva. 
Queda sobre la Yerma tierra española 
dibujado en una Barraca 
algo que no pudieron borrar las balas: 
el eterno rastro de su hijo Federico. 


© ALICIA CORA FERNÁNDEZ

Imagen enviada por la autora

8 comentarios:

Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Me encantó tu poema-homenaje.

Abrazo
Elisabet

8 de noviembre de 2016, 13:26  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Excelente homenaje a un grande de las letras.
Saludos
Anahí Duzevich Bezoz

8 de noviembre de 2016, 14:05  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Exquisito homenaje.
me gustó mucho Alicia!!

9 de noviembre de 2016, 0:15  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Un hermoso poema para un hermoso ser humano. Gracias, beso de Eduardo Calabrese.

13 de noviembre de 2016, 11:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Bellísimo homenaje para mi poeta preferido.

Abrazo grande.

Alicia Márquez

14 de noviembre de 2016, 16:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Estuve en Granada y respire a Federico, es una ciudad hipnótica y todo, por lo menos a mí, me lo recordaba a cada paso. Un bello homenaje a tanto genio, gracias por recordarlo. Abrazos de tu amigo Eduardo Balestrini.

14 de noviembre de 2016, 17:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Estoy en la costa y nada mejor que leer algo que homenajea a Federico García Lorca. Cuánto amor en tus versos y cuánta admiración. Estoy segura de que al escribirlos tu corazón estaba en Granada, tratando de encontrar en sus calles su sombra. Felicitaciones poeta, beso de Haydeé M. Catalani.

15 de noviembre de 2016, 19:24  
Blogger Rosa Lía Cuello ha dicho...

Bello homenaje al poeta, lo disfruté. Abrazos.
Rosa Lía

21 de noviembre de 2016, 14:19  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal