5/11/16

Poema de Nerina Thomas


- Ella -

Anda por la casa contenta
sonríe todo el tiempo no a veces
siempre. 

En sus ojos dibuja mil imágenes
la niña que la habita está feliz.
Sabe que una etapa nueva se avecina
mientras, canta. 

Le anunciaron
iba a enamorarse. 

En solo siete meses
será - abuela -



© Nerina Thomas

18 comentarios:

Blogger Marily Canoso ha dicho...



¡Qué lindo!!!!

Abrazo, Nerina.

5 de noviembre de 2016, 18:28  
Blogger Clelia Bercovich ha dicho...

Pues, claro que sí, la abuelitud es un estado de enamoramiento!!!

Buena síntesis y ritmo en un poema dulce.

Clelia Bercovich

5 de noviembre de 2016, 19:13  
Anonymous Alicia Albanesi ha dicho...

.. Asi sucede .. es un estado anticipatorio .... lleno de sensaciones y VIDA nueva .. o renovada

5 de noviembre de 2016, 20:59  
Blogger Vuelo de noche ha dicho...

coincide con mi circunstancia actual, existen las casualidades? abrazo. Marta Ortiz

5 de noviembre de 2016, 23:08  
Blogger Pato Berho ha dicho...

Nerhi belleza...ternura...ritmo y también me acompaña en lo personal abrazo poeta.

6 de noviembre de 2016, 9:37  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Neri, querida, mientras leia el poema te veia, te veía
El teclado no me deja poner acentos, dice que tiene calor hoy.
Abrazo
Elisabet

6 de noviembre de 2016, 18:44  
Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

EL ESTADO DE ENAMORAMIENTO FLUYE, Y EL INTERIOR DEL ALMA SE REGOCIJA!!!!
UN ABRAZO MARIA LUISA MARQUEZ

6 de noviembre de 2016, 21:23  
Blogger Adriana ha dicho...

Traduce lo que todas las abuelas sentimos. Me encanta eso de la niña que la habita y canta: es tan cierto... poesía de la vida. Lindísimo texto. Beso grande. Adriana Maggio

7 de noviembre de 2016, 8:40  
Blogger Sandra Escobar Ginés ha dicho...

Ah!!! Qué felicidad debe de ser esa!
Maravillada, gracias por compartir!

SEG

7 de noviembre de 2016, 20:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

QUÉ HERMOSA ESA NIÑA ABUELA! ES UNA CARICIA ESTE POEMA, NERI! TE ABRAZO

claudia tejeda

8 de noviembre de 2016, 10:26  
Anonymous Carmen Barrionuevo ha dicho...

La niña interior siempre presente se nutre de sus nietos. Besos Nerina!

8 de noviembre de 2016, 13:09  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

La noticia alegra y desborda el cuerpo. Hermosos. Un abrazo Graciela Barbero

9 de noviembre de 2016, 1:05  
Blogger ALICIA CORA ha dicho...

Yo sigo enamorada de un esposo que partió sin retorno. Pero gracias a mis nietas sigo enamorada por triplicado. Gracias por este bello poema

12 de noviembre de 2016, 13:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hermoso Nerina, tan dulce y tan sentido. Abrazos, un montón! MARÍA CRISTINA DI LERNIA

13 de noviembre de 2016, 2:13  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Hermoso, Nerina, como ese hilo de amor que a través de tu hijo se anticipa en su pureza y te abraza.
Besosss, querida amiga!!

13 de noviembre de 2016, 12:55  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Esperanzador abordaje al ciclo de la vida, desde la perspectiva privilegiada de una nueva y dulce espera. Gracias Nerina!!!
Raquel Jaduszliwer

13 de noviembre de 2016, 15:54  
Blogger sacanueces ha dicho...

que belleza!!! cuanta ternura!!! que poema hermoso!!! mi querida niña te admiro!!! un beso enorme, francisco

1 de diciembre de 2016, 15:05  
Anonymous Alicia Albanesi ha dicho...

QUE SORPRESA .. TE DA L VIDA ... !ES LO mas! besos QUERIDA NERINA .

20 de febrero de 2017, 19:00  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal