5/11/16

Poema de Raquel Jaduszliwer

                                     
Persistencia

Todavía estás cerca
todavía aquí de este lado del mundo
hoy nos despierta lo que dicen las lluvias al caerse
las mismas lluvias bajo distintos techos
ellas saben 
tan tropiezo la lluvia tan destino de gota persistente

azorados
todavía las oímos cerca 

y ojalá
y entonces yo le pido a la lluvia que te alcance su manera
            /tan blanda de estar ahí
de esperar mientras se fulminan las estrellas una a una
            /delante nuestro
y  los planetas cercanos se vuelven más y más abstractos

cómo alcanzar pregunto  la persistencia firme de la gota
           /en la piedra
tan certera tan blanda en la dureza creciente de los días

y sólo desearía  hacer un hueco
hacer un hueco y entonces ahuecarte 
y en ese hueco guardar algo de luz   
                                                                                                   

                                                                                                    
© Raquel Jaduszliwer

19 comentarios:

Blogger Gustavo Tisocco ha dicho...

Bello poema Raque, diagramado como pude, cualquier cosa dime... Abz Gus.

5 de noviembre de 2016, 14:31  
Blogger Clelia Bercovich ha dicho...

Nos entregas una forma de "entrar en la cosa", en el mismo misterio, tan enigmático aquí como familiar, como si se pudiese penetrar en la transformación misma de la vida y así, transitarlo y dejar testimonio, en la gota que horada la piedra, en el estado blando del todavía....
y comprender ese tránsito y todo dulcemente, ser soportado.

Duro y difícil pero sobradamente cumple con lo que - para mí - parece querer expresar.
Abrazo
Clelia Bercovich

5 de noviembre de 2016, 16:06  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bellísimo poema . Felicidades. De verdad me llego. Y el final atrapa todo,
Saludos. Diana Rios

5 de noviembre de 2016, 17:50  
Blogger Marily Canoso ha dicho...



Me gusta eso de "las mismas lluvias bajo distintos techos
ellas saben"

Bello poema.

5 de noviembre de 2016, 18:26  
Blogger Jorge Luis Carranza ha dicho...

Lo blando, lo leve, lo breve en medio de tanta dureza. Así está el poeta y a la intemperie.

6 de noviembre de 2016, 9:12  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

- como alcanzar pregunto la persistencia firme de la gota -
Me encantó!!
Un cariño

6 de noviembre de 2016, 12:16  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Bello poema, me gustaron mucho los 5 versos finales, esa fortaleza de la gota, ese deseo tan fortaleza también.

Abrazo
Elisabet

6 de noviembre de 2016, 18:42  
Blogger Dardo festino ha dicho...

Hermoso poema persistente!

7 de noviembre de 2016, 10:54  
Blogger Anamaria Mayol ha dicho...

Bello poema <profundo y húmedo Abrazos

7 de noviembre de 2016, 14:19  
Anonymous MARIA LUISA MARQUEZ ha dicho...

felicitaciones !!!! un saludo de Maria Luisa Márquez

8 de noviembre de 2016, 0:03  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Buenísimo Raquel!!!! la persistencia del agua, la blandura, el clima interno que desea el cuenco, hontanar tu poema, fuente de insistencia suave.

Alfredo Morelli

8 de noviembre de 2016, 13:44  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Ahuecarse para guardar algo de luz. Muy bello. La cosas persisten y se transforman. Un abrazo Graciela Barbero

9 de noviembre de 2016, 1:03  
Anonymous María Marta Donnet ha dicho...

"... tan destino de gota... " Bellísimo Raquel querida ! Abrazo !

9 de noviembre de 2016, 12:30  
Anonymous Pauli ha dicho...

Muy bueno, con un excelente broche.

11 de noviembre de 2016, 11:16  
Blogger Adriana ha dicho...

Muy hermoso poema. Original, palpitante, y con un remate espléndido. Gracias. Adriana Maggio

13 de noviembre de 2016, 10:39  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gus, respecto a tu pregunta por la diagramación, no se me ocurre otra cosa que agradecerte muchísimo, como siempre. Un abrazo.
Y gracias a tod@s por los comentarios!!!!!
Raquel Jaduszliwer

13 de noviembre de 2016, 16:31  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Cómo me gusta leerte Raquel! siempre me sorprende y me inquieta tu poesía.
Buenísimo poema!
"tan tropiezo la lluvia tan destino de gota
persistente"

un abrazo
norma starke

17 de noviembre de 2016, 19:15  
Blogger Isabel ha dicho...

El agua blanda puede más que la piedra dura. Blanda, dulce pero constante. Has utilizado con gran originalidad y belleza este concepto que puede aplicarse a tantas cosas. Pensaba en tu trabajo, cuando pasa el tiempo y el otro no quiere ver lo que le mostrás suave pero insistente. Y en tantos otros casos...Y has utilizado la palabra “hueco”, “ahuecarse”, que son palabras cariñosas como acurrucarse con esa intemperie. Poema notable que me habla de tu inteligencia y tu dulzura, de tu capacidad para la producción poética. Ya tenés guardada la luz. Abrazo. Isabel Llorca Bosco

21 de noviembre de 2016, 13:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Bello y enigmático poema, Raquel! Me dejó sembrada de preguntas. Dice con una hermosa ambigüedad. ¿Quién está todavía cerca, de este lado del mundo? ¿El otro? ¿La persona que está hablando y que se toma como “otro”? Se anhela el poder persistente de la lluvia que horada, ¿para ahuecar y poner luz sobre lo oscuro en cada uno? ¿Cómo homenaje a alguien amado y perdido? ¿Cómo forma de acotar la oscuridad dolorosa de una pérdida? Hay una belleza que atraviesa todo el poema, así como también una inquietud luminosa. Te felicito! Lo disfruté mucho!
Un cariño
Amalia Zacoutegui

2 de diciembre de 2016, 9:10  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal