8/11/16

Poema de Anny Guerrini


AFRODITA

Fui aquel divino secreto
en el oráculo del destino
La tejedora de Odiseo
destejiendo en la noche
la esperanza del mañana
Fui un alma virgen
en el purgatorio del burdel
La sombra desarraigada
en el sudario de un sol increado
Soy diminuta simiente que el viento lleva
a través de un tiempo sin edad
Descubrí en el rostro de mi madre
las raíces de mi esencia
En la curva del abrazo de mi padre
encontré el oro de los libros
En los besos de mi hombre
el libre grito de saberme pájaro
Leí la clave angélica de mis hijos
en la desnudez de mi cuerpo
Vi la constelación de la injusticia
en las llagas de mis hermanos
Conocí los signos del silencio
en lo oculto de la divinidad
Y en la trashumancia de la palabra
el desborde de la poesía.
Entendí entonces que mi voz
es la voz de aquella mujer
nacida en la espuma del mar.


© Anny Guerrini

1 comentarios:

Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Anny, bello poema.
Un abrazo

9 de noviembre de 2016, 0:12  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal