29/11/16

Poema de Cecilia Glanzmann



   
A  ANTONIO  MACHADO

                                   A Sonia Jones de Juan


Ah, Machado,
el recordado Antonio Machado castellano,
tuviste tus encinas y tus chopos
tu frescor del Duero
y las colinas de embrujo castellano
como yo
mis estrellas mesetarias.

Ni castellano tú
ni patagónica yo
y tan hijo de Castilla has sido y eres
como yo lo soy de mi sur costero americano.

Pero,¿sabes?
el viejo río conoce de secretos
                   y me ha dicho
que es un espejo de lunas
                   el arraigo.
Tus chopos y encinares
se me han vuelto mis mesetas cotidianas
tus colinas, mis bardas
tu Duero,    mi Chubut amado
                   y el Tercero de mi Córdoba añorada,
y el aroma puro de tus soledades castellanas
este mismo de mi pampa y mi meseta.

Es un espejo de lunas el arraigo.


© Cecilia Glanzmann

4 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias, Gustavo, por publicar este poema que mucho amo. Abrazo de luz.Cecilia

30 de noviembre de 2016, 19:42  
Anonymous Pauli ha dicho...

Muy bueno tu poema, excelente el verso que lo cierra como un leitmotiv.

1 de diciembre de 2016, 10:43  
Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Gracias por este enorme homenaje a uno de lo más grandes poetas de mi pais:España.

2 de diciembre de 2016, 6:27  
Blogger Cecilia Glanzmann ha dicho...

Muchas gracias María Paula y Jorge Pablo Moreno El verso que lo cierra fue escrito en un trozo de papel pasando por el Duero en España... Amo entrañablemente a Antonio Machado.
Abrazo. Cecilia

13 de enero de 2017, 12:01  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal