17/8/16

Poema de Graciela Perosio



Como letargo
como quien deja ir
quien se despide
apenas sonriéndole
a un transparente pasado que se marcha,
se deslíe, borronea.
Suelta el nombre y la forma.
Quien los dedos abre permite que la sangre fluya.
Quien permite gana todo lo hasta ayer perdido:
la sangre, los amores, los acordes finales
y el silencio.


© Graciela Perosio

7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

varias lecturas, graciela, a veces me pasa con ciertos poemas, ésto de volver y volver. ¿ por qué será? susana zazzetti.

18 de agosto de 2016, 11:33  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Quien permite, gana. muy bueno!

Besoss

18 de agosto de 2016, 13:52  
Blogger Liliana ha dicho...

Bellísimo!!

Lily Chavez

18 de agosto de 2016, 21:46  
Blogger maria montserrat Bertran ha dicho...

Hermoso poema , bello como verdadero Graciela!

Un abrazo grande

19 de agosto de 2016, 21:39  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Melancolía entre lo que hay que dejar ir y lo nos queda después. Abrazo, Inés.

20 de agosto de 2016, 17:59  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Cuanta certeza en sus palabras, hermoso poema.

23 de agosto de 2016, 15:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El silencio sigue siendo la voz de lo infeble... bello texto.

Claudio Simiz

27 de agosto de 2016, 15:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal