17/8/16

Poema de Sandra Gudiño




Soledades

                                       Enivrez-vous
                                       Il faut être toujours ivre
                                             Charles Baudelaire

Calma de santuario
a la luz desvencijada
de sol rojo en primavera.
Final de la tarde.

Ajustan cuentas
los recuerdos
en la memoria
medio distraída
leo.
La soledad
se frota los ojos
a mi lado en el sillón
da vuelta la página
no entiendo a Baudelaire
dice.

Ebria de poesía:
te odio
grito.

Yo en cambio
respeto la infinita
ecuación:
te embellezco
dice.

¡Oh! Tú y tu número
de oro
digo.
Por qué fingir felicidad
cuando huelo a tristeza
nauseabunda
pregunto.

Se encoje de hombros:
no entiendo a Baudelaire
dice.

A esta hora de la tarde
las palabras se desvanecen
en el mismo silencio
del que nacieron.

Duele Baudelaire
aquí
en el pecho
dice.

Ebria de poesía
yo
se lo creo.

excepto amarte


© Sandra Gudiño

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy bueno. Cariños.
Cynthia Rascovsky

18 de agosto de 2016, 9:40  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Bello poema, atardecer de disfrute total, silencio y color, “de sol rojo en primavera”. Muy hermoso.

23 de agosto de 2016, 14:56  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal