16/8/16

Poema de Alicia Cora Fernández


SOL y METAL

Monedas sueltas. 
Brillo de sol en el metal queriendo escapar de mi bolsillo. 
Tibio calor que quiere ayudarme y no puede. 
Estoy solo y tengo frío, el sol en el bolsillo no me alcanza. 
Ruido acompasado de cascabeles que siguen mis pasos. 
Camino sin rumbo fijo, hacia ningún lugar. 
El azar trae a mi mano uno de los pequeños discos de metal. 
¿Coincidencia o Casualidad? 
Tiene dos caras, como vos. 
En la Cara una esfinge sonríe desde la eternidad. 
En la Seca el número me indica su valor. 
Pienso y te veo a mi lado. 
En tu Cara la sonrisa burlona me está gritando: Iluso. 
En tu Seca hay un número que cuenta la cantidad de veces que me engañaste. 
Ojala pudiera hacer con tu recuerdo, lo mismo que voy a hacer con la moneda. 
Cruzo las vías y la deposito sobre uno de los rieles. 
El paso del tren la aplasta y borra todo rastro, 
ya no hay esfinge, ya no hay número. 
Y vuelvo a ser feliz. 



© ALICIA CORA FERNÁNDEZ
Imagen enviada por la autora del poema

6 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué fuerte, bello en toda su extensión. Me emocionó la figura de la moneda aplastada por el tren porque puse un corazón en su lugar y lo vi deshecho. Bravo amiga mía, tu pluma está cada día más filosa. Te quiero mucho, besos y abrazos de Eduardo Balestrini.

17 de agosto de 2016, 15:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola Ali, leí con mucho placer este poema tuyo que es tal vez uno de los mejores. Me gustó enormemente, besos de Haydeé M. Catalani

18 de agosto de 2016, 19:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Excelente amiga, una belleza. Te mando mis felicitaciones y una beso muy grande, Juana Stilman.

19 de agosto de 2016, 9:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...



¡Buenísimo, Alicora!
El final es excelente... y merecido, claro.

Un abrazo,

Alicia Márquez

22 de agosto de 2016, 17:03  
Blogger Tony ha dicho...

Muy bueno Alicora, realmente muy logrado poema. Abrazo. Antonio pourrere

30 de agosto de 2016, 14:16  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy buen texto, imposible quedar indiferente. Aplauso.

Claudio Simiz

4 de septiembre de 2016, 17:09  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal