17/8/16

Poema de Vilma Sastre


EN BLANCO

un sueño eclipsa en plena noche (segundos /lo que dure) la rutina
de lo cotidiano (llámese realidad) llámese desayuno oficina café
amigos brindis cena música tres hojas de un libro almohada
cuando sueño (raro en mí ) nunca lo recuerdo y
de recordarlo dura en mi memoria ¿ya pasó? y no exagero
apenas estoy a tres pasos cortos del lecho (mis pies desnudos)
cuando entonces (solo entonces)
el perro de mi vecino comienza a ladrar a una hembra en celo
(simple deducción por sus aullidos a destiempo)
me asomo a la ventana de mi cuarto para callarlo
bajo la luz de la luna la veo (muy cursi)
apenas un destello al encender el cigarrillo alza la vista y 
me precipito (sin aullidos) al abordaje amantísimo (silencio)
caminamos el uno junto al otro
su figura vacila en  el revés de la calle (tiemblo)
¿la gente tiene prisa? (nos abrimos paso)
nos estrechamos (su modo de amar)
la contemplo (lo sabe) y echa la cabeza hacia atrás
sus ojos hasta el fondo de las pupilas ámbar
(esto es un escándalo)
de pronto su mano me detiene y asoma un papel
lo lee con fruición
 se sacia en todas sus palabras
su  lengua (dulce)  chasquea cada sílaba
y lentas descienden se arremolinan se entrecruzan  ¿cuáles eran? 
ahora un susurro de voz (qué dijo)
y mi lengua devora su entera humedad (la de ella)
luego se marcha a oscuras luego mis pasos en reversa
 luego el  postigo clausura mis manos y estoy en la ventana
embebido (cuántas horas)
hay que volver (repito) al punto de partida y busco el papel
mi mano activa (tan temprano) se derrama se desplaza
de izquierda a derecha he escrito todas las palabras (vale la pena) 
la última (no he juntado sus sonidos)
se resguarda en mi garganta
no obstante la nombro


© Vilma Sastre

5 comentarios:

Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Me encanta tu poema! Es profundo.

Besoss

18 de agosto de 2016, 13:55  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias Viulma!! Excelente poema! Laura

21 de agosto de 2016, 17:01  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Gran poema que entrega la máxima degustación del instante (prolongado).

23 de agosto de 2016, 14:29  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Poema singular, un culto a lo onírico, que transita entre la gestualidad poética y la desfiguración sintáctica, una secreta confidencia. Como una poeta furtiva. Voz profunda, deja un pozo, una huella, una muesca en la memoria. Muy bueno Vilma!!!!

Alfredo.

8 de septiembre de 2016, 12:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me encantó. Me gusta mucho el recorrido, el margen de lo onírico, la imagen desvaneciéndose, el velo del secreto del poema. Edda Sartori

12 de septiembre de 2016, 14:46  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal