19/8/16

Poema de Graciela Bucci


Algo de furia 

sonó la palabra defensa  jurado justicia
desde la piedra    ojos de tigre haciendo frente al miedo
un brazo de cartón sobre la Biblia
cada tanto el zarpazo
cada tanto un recuerdo de fuego en el estrado 

sonó también otra palabra
culpa
y la palabra ley en boca del insecto
y el golpe seco para ordenar el circo
y el golpe seco para evitar que salte la ponzoña

la toga se llevó el trofeo
guardó la navaja junto al libro
y salió
dando un último
portazo 

quedó un tajo en  la tarde
la furia idiota de algún ángel
una sílaba  una letra
una palabra que no sonó
que se quemó en la hoguera  

nadie dijo
                   verdad.



© Graciela Bucci

8 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

tan bello como fuerte, tan verdad como lo indiscutible. susana zazzetti.

20 de agosto de 2016, 10:14  
Blogger Graciela ha dicho...

Gracias Susaba. Un abrazo.

20 de agosto de 2016, 23:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Real y doloroso. conmueve.
Saludos
Anahí Duzevich Bezoz

22 de agosto de 2016, 22:47  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Duro poema, realidad que lastima. La injusticia.

23 de agosto de 2016, 14:12  
Blogger Liliana ha dicho...

Bello y doloroso.

23 de agosto de 2016, 20:09  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La injusticia y la rebeldía del poema que denuncia. Abrazo Graciela. Sonia Rabinovich

29 de agosto de 2016, 16:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Conmovedor, Graciela. La rabia y la injusticia parecen una cuerda tensa que vibra a lo largo de todo el poema. Uno puede imaginar la impotencia de quien fue en vano a buscar el amparo de la ley, una oportunidad para la verdad, un cierre de alguna herida aún abierta.
Abrazo grande!

Amalia Zacoutegui

29 de agosto de 2016, 22:34  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querida Graciela, celebro la excelencia de tu poesía.
Un abrazo.
Olga Ferrari.

2 de septiembre de 2016, 18:02  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal