17/2/16

Poema de Susana Zazzetti




inclino el cuerpo 
fuera de la ventana. 
las gotas 
me mojan la cara 
y corren despacio. 
se demoran en mi espalda. 
su frío me recuerda 
que la vida existe 
y también la oscuridad 
de la noche 
que ahora 
mientras llueve 
no termina de irse.



© Susana Zazzetti

17 comentarios:

Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Profundo y sinuoso, Susana.

18 de febrero de 2016, 5:55  
Blogger Clelia Bercovich ha dicho...

Una construcción redonda, armónica, no pretenciosa, coitidiana y que surge de la profundidad de un registro poético.

me gusta mucho tu poética

Clelia

18 de febrero de 2016, 18:40  
Blogger Griselda Rulfo ha dicho...

Poema que encandila las sombras. Hermoso Su

19 de febrero de 2016, 12:13  
Anonymous Ivana Szac ha dicho...

Susana:
Siempre tus poemas me atrapan y me emocionan. Sentí las gotas, la noche, la lluvia, lográs crear un maravilloso clima poético con pocas palabras! gracias por este bello poema!

19 de febrero de 2016, 19:19  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Bello.
Abrazos, Marta

20 de febrero de 2016, 2:26  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Tan simple y profundo como asomarse y las gotas en la espalda, en la noche.Abrazo, Inés Legarreta

20 de febrero de 2016, 18:33  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Belleza de poema, se sienten las gotas en el cuerpo y la ausencia también.
Un gran abrazo.
Betty

21 de febrero de 2016, 0:16  
Blogger Rumen Limay ha dicho...

Bello poema Susana, con la profundidad que generan las gotas para recordarnos con su frío estremecimiento que la vida existe. Muy bueno. Antonio Pourrere

21 de febrero de 2016, 1:41  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Me encantó!
!Y qué cierre!

Besossssssss

21 de febrero de 2016, 13:59  
Blogger Ignacio Giancaspro ha dicho...

Un poema que invita a acompañarte en esa ventana, para compartir la noche y saber que la vida
existe.
Bellísimo Su
Ignacio

22 de febrero de 2016, 20:16  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Brillante síntesis. Te felicito.

Olga Ferrari

23 de febrero de 2016, 18:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

En tu poesía, Susana, la lluvia siempre es revelación. En este ámbito poético las sensaciones confirman la vida. Las imágenes de movimiento inician y terminan el poema. Esa oscuridad es, según mi parecer, lo que no sabemos de esa simple hecho de vivir.Asomarse a una ventana y, sin pensar, cargarse de profundidad. Bello. Beso ISABEL.

23 de febrero de 2016, 20:30  
Anonymous Milagros Rodríguez ha dicho...

LA VISIÓN DEL POETA QUE ILUMUNA LO COTIDIANO ABRACITO SUSANA!

27 de febrero de 2016, 10:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La noche y la lluvia reeflejando tu interior y en una factura perfecta, Susana.
Aplausos, bises y besos
María Rosa León

28 de febrero de 2016, 1:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Me imaginé un momento mágico!
Susana, gracias por compartirlo.

Va abrazo.
Tere Vaccaro.

28 de febrero de 2016, 16:06  
Blogger Anamaria Mayol ha dicho...

Ah la lluvia y su melancolía men tanta noche.. Abrazos

2 de marzo de 2016, 18:51  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bello amiga, qué bien logras crear ese espacio de intimidad a partir de elementos externos como son la lluvia y la noche.
Un gran abrazo y mi cariño de siempre
Juany Rojas

3 de marzo de 2016, 23:22  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal