17/2/16

Prosa de Martha Goldín




Veo luz en tu ventana y abro la puerta 
Extraño esto de encontrarme . Porque soy yo, de eso estoy segura. 
Pero también aquélla 
¿Cómo contarme qué  pasó durante estos largos años? 
Soy yo a los dieciseis de esta muchacha. 
Y hace mucho tiempo. 
Temo que me pidas explicaciones y será difícil dártelas.
No cuentes conmigo para las confidencias. No me gusta extenderme en 
detalles sobre mi historia. Inevitablemente la irás viviendo. 
Ambas sabemos lo que sufrimos. Vos en estos momentos.
Yo arrastrando aún aquéllas y las que, por mis convicciones,  provoqué. 
Sin embargo algo debes saber. También hubo buenos momentos que sabrás 
vivir intensamente . Porque sos así.
Capaz de llorar con todo. Capaz de reir hasta las lágrimas 
Capaz de amar con todo. Y des-amar también. Te lo aseguro. 
Ahora noto que estás cansada, te vas desvaneciendo entre las sombras..
Hubiera deseado abrazarte como a una hija, decirte que vivir vale la pena 
La luz se va apagando. Tu luz se va apagando 
Abro la puerta. Resignada voy al encuentro de esta tarde húmeda de invierno.



© Martha Goldín

1 comentarios:

Blogger Inés Legarreta ha dicho...

¿Quién se encuentra con quién? Del paso viene una, en dónde está la otra...¿pueden decirse algo? Abrazo, Inés Legarreta.

20 de febrero de 2016, 18:36  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal