12/2/16

Poema de Carlos Satizábal



                              
UN PERRO

Para denigrar de la nobleza y la lealtad nombramos tu raza como insulto.

Pero gentes más sensibles que habitan los valles de la sal
ven en ti al guía de los sueños,
al mítico señor de los caminos de la muerte.

El agua te reconoce como hermano y te lleva por sus cauces
como suave hoja que cruza las orillas.

El juego es tu elemento.

Tu olfato guarda las huellas del retorno 
y tus ojos bellos recuerdan el desamparo de nuestro amor.


© Carlos Satizábal

1 comentarios:

Blogger WALTER MONDRAGÓN ha dicho...


Bellamente descubre las dimensiones de la percepción del perro, ese amigo.
Gracias

28 de febrero de 2016, 13:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal