12/2/16

Poema de María Cristina Di Lernia


EL VIGÍA

Calzar las botas del vigía
sus músculos de acero
el amianto que circula por su arteria
su corazón estéril
su estatura al acecho.
Convertirlo en la sombra de la frente
y la espalda
en el ojo interno de la nuca
en el emisario que ronda
y escalda como un gladiador
en pugna
en combate feroz
rotundo
y hosco.
Para ver.
Estar atento.
No simularse las vísceras
ni el llanto.
No amanecer en paz hasta que duela
no andar a ciegas
hurgar en la miseria
en la mentira
en la fe
en los sótanos del alma
bajo tierra.-

© María Cristina Di Lernia

7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Profundo y sentido, hermoso leerte, María Cristina.
Cariños.
Alicia Corrado Mélin

13 de febrero de 2016, 11:51  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Qué fuerza tienen las palabras cuando están bien escogidas y enlazadas, éstas la tienen.
Un abrazo
Betty

14 de febrero de 2016, 18:26  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Muy buen poema María cristina. Muy sentido. Besos

18 de febrero de 2016, 1:23  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Refleja belleza de observación. Bravo poeta!

Olga Ferrari

23 de febrero de 2016, 18:30  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Fuerte, con la dureza de quien reclama un algo que le es esquivo. Me encantó, Ma Cristina, besosss

27 de febrero de 2016, 21:24  
Anonymous Anónimo ha dicho...


Como todo buen poema este tiene imágenes nuevas y excelente ritmo.
muy bien
Walter

28 de febrero de 2016, 13:12  
Blogger Dardo festino ha dicho...

El dolor de la consciencia, la profundidad de la existencia, la poesía ineludible que los expone. Muy bueno María Cristina. - Dardo

1 de marzo de 2016, 10:42  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal