17/2/16

Poema de Nerina Thomas


Miro siempre al sol que se va porque no sé qué algo mío se lleva. 
                                                    Dulce  María Loynaz 


El sol  cada mañana
 en mi sillón se expande
mientras leo.
Se refleja en cada página del libro
se instala en él
no se anuncia , solo ilumina.
Permite a la  miopía lea
haga mía la vivencia narrada
pertenezca a ese relato minucioso
descriptivo
con punto, comas, letras quietas
               juntas
como un tren de ida
anunciando su  llegada .



© Nerina Thomas

8 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

tremendamente representativo tu poema. si estás ahí, con tu parte de sol, leyendo. bellísimo. susana zazzetti.

17 de febrero de 2016, 14:59  
Anonymous Anónimo ha dicho...

adhiero a todo lo expresado, excepto " ruina". a tan buen poema con sus contradicciones, su estética, su significado, espero que ninguna mujer te sea.( digo, ruina). para reflexionar. susana zazzetti.

17 de febrero de 2016, 15:05  
Anonymous jorgepablomoreno. ha dicho...

Expresivo y delicado tu poema, Nerina. Felicidades.

18 de febrero de 2016, 5:57  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

"Como un tren de ida..." así es tu poema, auspicioso, querida Nerina, besosss

18 de febrero de 2016, 10:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...



Tu bello poema está lleno de sol.

Un abrazo.

Alicia Márquez

20 de febrero de 2016, 17:25  
Blogger Adriana ha dicho...

Poema hermosísimo, lleno de delicada belleza y gran profundidad. Me encantó. Un abrazo. Adriana Maggio

21 de febrero de 2016, 13:45  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Muy bueno, Nerina!!

Besosssssss

21 de febrero de 2016, 14:01  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Bello y sencillo como el rayo de sol!
Un abrazo Graciela Barbero

4 de marzo de 2016, 19:26  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal