19/2/16

Poema de Griselda Rulfo


Siete 

Marcan las punzadas 
una línea  
          entre dos surcos 
                      de piel. 

Como un alfiler destruyen 
las voces 
          cuando el dolor propone 
                      una mirada torva. 

Y en el arco de las cejas 
          un signo se repliega 
                      en el gemir.



© Griselda Rulfo

9 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

y me sigue gustando mucho este poema. susana zazzetti.

19 de febrero de 2016, 11:09  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy bueno Griselda. Pienso que la agresión fue con una flecha porque al final hizo vibrar el arco para dibujar la cara del dolor. Besos Isabel Llorca Bosco

19 de febrero de 2016, 14:48  
Anonymous Ivana Szac ha dicho...

Griselda:
Muy bueno tu poema! realmente estás dando muy buenas punzadas poéticas! te felicito! Abrazos

19 de febrero de 2016, 19:15  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Asombra y duele.
Abrazos, Marta

20 de febrero de 2016, 2:24  
Anonymous Anny Guerrini ha dicho...

Duro y tan bello como un diamante, abrazo Griselda...

21 de febrero de 2016, 10:26  
Blogger Adriana ha dicho...

El dolor nos silencia, pero también nos interroga, y la poeta responde con su poema como una herida abierta. Connotación sagrada del sufrimiento, que recibe "siete" punzadas y escribe con su cuerpo. Me gustó mucho. Un beso grande. Adriana Maggio

21 de febrero de 2016, 13:26  
Blogger Liliana ha dicho...


Intenso, como vos.

Lily Chavez

23 de febrero de 2016, 9:50  
Blogger Anamaria Mayol ha dicho...

qué buen cierre para un excelente poema Abrazotes

2 de marzo de 2016, 18:53  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Amiga, este poema es muy gráfico respecto a una situación de dolor que puede ser tanto físico como emocional, pues no solo lo describes con las palabras sino que el,lector tb. visualiza el dolor en el lenguaje corporal, en el piel, en el ceño...
Un gran abrazo
Juany Rojas

3 de marzo de 2016, 21:45  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal