20/2/16

Poema de Gabriel Chávez Casazola


Los patios son para la lluvia

cuando ella cae despiertan sus baldosas,
abren los ojos del tiempo sus aljibes.

Y entonces los patios cantan.

Un canto hondo,
en un idioma arcano
que hemos olvidado pero que comprendemos
cuando cae la lluvia sobre los patios
y volvemos a ser niños que oyen llover.

Bajo la lluvia todas las cosas son renovadas en los patios
y cuando escampa el mundo huele a recién hecho, a sábado de Dios, a primavera.

El canto de los patios en la lluvia borra el dolor del universo y susurra el dolor del universo
por las lluvias perdidas, por los patios perdidos, por los cantos perdidos,
por ti y por mi que bailamos
bajo la lluvia de Bizancio
arcanas danzas
con movimientos hondos e indescifrables
en los patios de la memoria.

Por ti y por mi que bailamos
que llovemos
que despertamos las estaciones mientras el patio canta

porque la lluvia es para los patios,
esos indescifrables.


©  Gabriel Chávez Casazola

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...



Bellísimo poema lleno de nostalgia y melancolía.

Un abrazo.

Alicia Márquez

20 de febrero de 2016, 17:20  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Me encantó "bailando bajo la lluvia de Bizancio, me agradó todo desde la A hasta la Z. Todas las imágenes me traían reminiscencias, esa ilustración con el aljibe es muy apropiada.
Abrazos.
Betty

20 de febrero de 2016, 23:40  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Muy buen poema con metáforas ahogadas de belleza.

Besosssss

21 de febrero de 2016, 13:44  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal