20/2/16

Poema de Alicia Cora Fernández



FLAMENCOS

Agotó los ruegos invocando al Dios de sus ancestros,
ese, que tal vez cansado de ella le dio la espalda.
Imitó un vuelo de flamenco
y desde su frente, la roja corona emplumada con ayeres cayó a la alcantarilla.
Inundada por el llanto equivocado quedó en desamparo,
luciendo anillos anulares con cuarzos de lágrimas.
Toda la sal atrapada en el cedazo de los ojos le quemó las pupilas.
Ahora, mucho después del pasado saluda al sol,
se yergue sobre su desnudez y le borra las ojeras a su clon reflejado en el espejo.
Ve amanecer, y es el milagro esperado.
En la vereda están sus compañeros de bandada, todos parados en una pata.
La mujer que hasta hoy usó la muleta que está ardiendo en la chimenea, se suma a ellos y vuela alto. 
El cielo se pinta en plumas rojas,
y sus manos tejedoras urdirán más tarde
una nueva corona con plumas color presente.



© ALICIA CORA FERNÁNDEZ
Imagen enviada por la autora del poema

12 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...



Buenísimo, Alicora.

Un abrazo.

Alicia Márquez

20 de febrero de 2016, 17:05  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Hermosa la imagen,Alicia, tambiél el sentimiento que recorre el poema, va un gran abrazo.
Betty

21 de febrero de 2016, 0:02  
Blogger Rumen Limay ha dicho...

Muy bueno Alicia, brillante, colorido , siempre profundo tu estílo. Abrazo. Antonio Pourrere

21 de febrero de 2016, 1:37  
Anonymous Anónimo ha dicho...

resplandeciente con una gran emocion llena de sentimientos encontrados Siempre muy buenos tus poemas Lia

21 de febrero de 2016, 17:22  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Como siempre, me sorprende tu gran imaginación.
Felicitaciones Inés Linos Cascarini

21 de febrero de 2016, 19:21  
Anonymous Anónimo ha dicho...

te soy sincera,, al comienzo me pareció
un poco depresivo,pero me gustó como
fue cambiando y el final ,,,hermoso..
un besote Alicia,,
mil gracias por compartir tu don..

22 de febrero de 2016, 11:52  
Blogger Liliana ha dicho...



Alicora, hermosamente conjugadas la imagen y las palabras.

Lily Chavez

23 de febrero de 2016, 9:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hola amiga mía, acá yo, en Londres, estoy medio muerto de frío, te juro que hay noches en que ningún abrigo te sirve. Extraño las noches pasadas en tu compañía en un Bs.As. lluvioso y frío y quisiera volver a repetirlas. Leí tus "Flamencos" y me ayudaron con su belleza a pasar mejor estos tiempos. Te quiero mucho y te extraño más, besos Eduardo Calabrese.

24 de febrero de 2016, 17:45  
Blogger Prof. Mariana Derosa - Coordinadora de Informática ha dicho...

Precioso maaa!!!!

Te quiero muchoooo

24 de febrero de 2016, 18:23  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué tal? pavada de poema creo mi amiga. Una belleza total, con muy lindas imágenes dignas de tu pluma. Felicitaciones y abrazo fuerte Eduardo Balestrini.

25 de febrero de 2016, 17:02  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Alicora:
Una belleza esta urdimbre de palabra y pintura!!!

FElicitaciones!!!
Tere Vaccaro.

27 de febrero de 2016, 14:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Qué conmovedor! Un poema que queda en mi recuerdo y me traslada a una vida llena de expectativas. Gracias por la sutileza de tu pluma. Beso y abrazo Haydeé M. Catalani.

28 de febrero de 2016, 9:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal