20/2/16

Poema de María Del Mar Estrella


TRIBUTO A LA INOCENCIA

                                             A María Granata

Tal vez haya emigrado de algún cuento de fábula.

Tal vez sea la única en estado de pura integridad, de levitado sueño
y corazón de transparencia,
protagonista del rito primigenio que ignora las envidias,
los rencores, la descarnada competencia.

Incandescente, luminosa, apasionada imaginación
ardiendo como una llamarada inextinguible.

Donde la necesiten o la invoquen, ella acude
enfundada en abrazo humanitario
multiplicando dones vagabundos.
Tiene el poder de anunciar lo inasible, de invocar las ocultas simetrías
y expandir los destellos que amanecen
detrás del horizonte de las lágrimas.

Alucinada visitante con sus viernes de eternidad a cuestas
inaccesible a toda mezquindad de la soberbia,
con tumulto de magias y fervores
creadora de aquel inolvidable adolescente de las viñas
que eternizó su muerte en los manzanos.
La de los vuelos en caída y naufragios en vuelo
con alas de ternura fantasiosa y un pregón lazarillo que difunde
la recóndita clave conjetural.

Alquimista de éxodos y guerras de promisorio maravilla.
La peregrina insomne que dispersó en el viento
su tributo
de flagrante inocencia.

   ©   MARIA DEL MAR ESTRELLA

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

BELLO
GRACIAS
POR LA SANGRE Y LA PALABRA
ALBA

20 de febrero de 2016, 17:02  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Bello, bello!!

Besosssssss

21 de febrero de 2016, 13:49  
Blogger Ignacio Giancaspro ha dicho...

Alucinante y caudaloso homenaje, con pasajes de gran belleza
Ignacio

21 de febrero de 2016, 16:38  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Con tu habitual excelencia. Felicitaciones, María.

Olga Ferrari

23 de febrero de 2016, 18:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...

gracias amigos!!!!!siempre el aliento de ustedes es de gran apoyo

maria del mar

25 de febrero de 2016, 13:16  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal