20/9/15

Prosa de Sonia Quevedo



SINFONIA No. 6

Llegado el crepúsculo se ocultó la tarde; siguió la mirada a la sombra delgada, a la sombra del hombre, a la enjalma en su alma, a lo prohibido.
Pasaron los sones por entre las cenizas, los solos, los registros graves y los arpegios tristes trasmutaron en llanto.
Llegada la noche clandestinamente, observo en silencio los sitios prohibidos, la calma negada, el deseo encendido.
Amanece y se escucha prolongado y firme, el silbo que emana siguiendo la sombra delgada, la sombra del hombre, su enjalma y su alma.


© SQuevedoH

8 comentarios:

Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Gracias Gus por el espacio, el momento y las imágenes. Va mi abrazo desde el alma.

Sonia

20 de septiembre de 2015, 14:09  
Blogger Rumen Limay ha dicho...

Me gustó este juego de palabras en idas y vueltas del alma y su sombra. Hermoso y profundo. Antonio Pourrere

20 de septiembre de 2015, 17:51  
Anonymous susana szwarc ha dicho...

Sonia, gracias por el poema, por su construcción y su musicalidad.

20 de septiembre de 2015, 23:42  
Blogger Francisco Fernández Naval ha dicho...

Hola Sonia, has dejado un comentario en mi poema de este mes y te lo agradezco. Esa realidad la viví en Tribeka y sobre ella trabaja la artista a quien le va dedicado, Terry Berkowitz. Pero lo que te quería decir es que me emociona el remanso de paz del tuyo, que me parece podría ser complementario de ese Strangers in the nigth, el antes y el después del stres de las sombras. Un beso desde Galicia. Chisco

21 de septiembre de 2015, 11:57  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Gracias Francisco por sus palabras, realmente es impactante su poema, duele ese momento vivido.
Gracias Rumen, gracias susana.

22 de septiembre de 2015, 16:33  
Blogger Liliana ha dicho...


Me gusta leerte, quedarme encajada en las palabras que traen cierto misterio, cierta reflexión, imágenes que se vuelcan en el papel realmente como sinfonías.

Lily Chavez

24 de septiembre de 2015, 19:41  
Blogger Raquel Graciela Fernández ha dicho...

Bello trabajo que transmite paz e intimidad con sus logradas imágenes. Cariños.

28 de septiembre de 2015, 12:01  
Blogger Marìa Sonia Quevedo Hoyos ha dicho...

Liliana, Raquel Graciela Fernández, gracias.

2 de octubre de 2015, 11:23  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal