25/8/15

Poema de Francisco X. Fernández Naval



POEMAS DE NUEVA YORK (3)

WALT WHITMAN

El pozo de la casa de Walt Whitman
todavía se llena con el agua que mana
del mismo manantial que alivió
su sed de esperanza.
El cuarto en donde nació Walt Whitman
todavía conserva
el eco de su llanto inicial, de su primer canto,
enmarcado en el cielo azul prusia
que la mano del padre pintó para muestrario de una casa que es patria.
En el jardín donde jugó Walt Whitman
crecen hojas de hierba
que brotan de los pies desnudos que batieron con danzas ancestrales
sobre antiguas simientes.
El país que soñó el fundador de la nación
se ocultó hace tiempo de las cien miradas,
de las frentes que interrogan, del esplendor del incienso.
Se escondió de la sombra en la distancia del cristal,
en la transacción de almas, esquivo roer que mata,
crisálida de dolor y de victorias que no restauran la paz
ni cicatrizan la sangre.

Yo quisiera celebrarme
haciendo mío lo que fue suyo y todavía percibo:
poeta del cuerpo, poeta del alma,
en cada átomo. Allí. También en los errores
en la contradicción, en el párpado de la vejez y el desamparo,
en la irreverente pasión, en lo oscuro,
en sus dientes de tigre, en su labor de amor. 


© Francisco X. Fernández Naval

9 comentarios:

Blogger Isabel ha dicho...

De ese pozo vas sacando a luz lo bueno, lo bello, lo contradictorio de uno de los más grandes de América.
Decís en forma limpia "poeta del cuerpo, poeta del alma!"
Un abrazo, Francisco, y gracias.. Isabel Llorca Bosco

25 de agosto de 2015, 12:36  
Blogger mariel monente ha dicho...

bellísimo!

25 de agosto de 2015, 12:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

" en sus dientes de tigre, en su labor de amor" tan magnífico como esta idea de celebrar su casa. muy bello. susana zazzetti.

25 de agosto de 2015, 14:45  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Excelente y frondoso poema homenajeando a Whitman, "poeta del cuerpo y del alma", maestro de poetas. Saludos! Amalia M. Abaria

25 de agosto de 2015, 15:03  
Blogger Elena Cabrejas ha dicho...


Te felicito por el hermoso homenaje a Whitman. Está

pleno de metáforas, como a él le gustaba. Te envío

muchos bsssssss.

Elena Cabrejas
31 de Agosto de 2015 21:05

.

1 de septiembre de 2015, 21:08  
Blogger Elena Cabrejas ha dicho...


Te felicito por el hermoso homenaje a Whitman. Está

pleno de metáforas, como a él le gustaba. Te envío

muchos bsssssss.

Elena Cabrejas
31 de Agosto de 2015 21:05

.

1 de septiembre de 2015, 21:08  
Anonymous betty badaui ha dicho...

Me encantó, buen homenaje para un grande.
Un abrazo. Betty

2 de septiembre de 2015, 21:25  
Blogger Mónica Angelino ha dicho...

Bello! !bello!

Besosssssss

6 de septiembre de 2015, 19:43  
Blogger WALTER MONDRAGÓN ha dicho...


El su lugar poeta va sacando del pozo de la di cha, como el mago de un sombrero, imágenes que reinventa desde la respiración, y las entrañas de su par, creando un ámbito sublime, haciendo de su patio un encantado que cobra vida por la palabra. Maravillosamente, liricamente, sentimos aquí a Walt, sólo faltaron las mariposas azules en su barba.

9 de septiembre de 2015, 12:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal