25/8/15

Poema de Máximo Ballester




POEMA DE AUTOAYUDA nº 16

Usted es el conductor de su propia vida.
Y su vida es su coche. No deje que otros lo conduzcan.
Usted mismo es el volante, la palanca de cambios
y las ruedas. Regule la velocidad a su antojo.
Cada vez que salga a la calle, camine con la destreza
de un mecanismo hidráulico. Que cada paso suyo
suene como el cerrar de las puertas de un coche importado.



© Máximo Ballester

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy bueno! Abrazo, Dolores Pombo

27 de agosto de 2015, 0:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Manejar es una metáfora. Hay que estar atento al entorno. Eso es lo primordial, porque nosotros estamos seguros de la máquina que conducimos, mas no de la reacción del prójimo. Así la vida. Gracias por este mensaje! Isabel Krisch

12 de septiembre de 2015, 13:30  
Blogger Inés Legarreta ha dicho...

Muy bueno, como todos tus textos y poemas. Abrazo, Inés.

15 de septiembre de 2015, 22:22  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal