11/7/15

Poema de Gabriela Delgado


Conciencia blanca

                                9 de julio de 2007

Caen palomitas de maíz sobre la plaza
y para los pibes es fiesta.
La capital se ha vestido de escarcha
con un traje de bullicio nácar.
En los bares, el asombro
pudo con el semblante del gentío.
Cada baldosa se vuelve cuarzo.

Ochenta y nueve años después
llega “navidad” en julio,
esa que no es nuestra,
la de los pinos nevados.
Mientras tanto bajo un manojo de cartones
tiembla la Indigencia.

La noticia de hoy es
que “los con techo” no tenemos de qué preocuparnos.



© Gabriela Delgado

11 comentarios:

Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Muy fuerte.
De excelencia.
Abrazo

11 de julio de 2015, 17:36  
Blogger ALICIA CORA ha dicho...

Un recuerdo imborrable y un poema precioso. Gracias por haber traído esa pincelada de nuestra vida. Beso Alicorea.

11 de julio de 2015, 19:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Una vez más MIL GRACIAS GUSTAVO!!!!

12 de julio de 2015, 9:43  
Anonymous Anónimo ha dicho...

abrazo gaby!!!!!

12 de julio de 2015, 21:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy buen poema Gabriela. Muy actual diría yo. Un abrazo. Antonio Pourrére

13 de julio de 2015, 20:58  
Blogger Liliana ha dicho...

Què final ese Gabi.
Un abrazo, muy buen poema

Lily Chavez

15 de julio de 2015, 11:56  
Anonymous MILAGROS RODRIGUEZ ha dicho...

SE REPETIRÁ OTRA VEZ? NOS SORPRENDIÓ LA NATURALEZA Y VOS CONTU POEMA UN ABRAZO GABY!!!

15 de julio de 2015, 14:37  
Blogger graciela noemí barbero ha dicho...

Muy bueno y siempre vigente.
Gracias por compartirlo
Un abrazo
Graciela N Barbero

15 de julio de 2015, 20:20  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muchas gracias, Gabriela !!! ... qué bueno que alguien advierta sobre la ausencia de compasión que genera vivir en una tarjeta postal ...
Hace mucho que no recibo tu página de poesía y la extraño.
Un abrazo
Lía Miersch

23 de julio de 2015, 23:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

POEMA QUE CONDUCE A LA RELIDAD , BESOS MARIA LUISA MÁRQUEZ

27 de julio de 2015, 16:16  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Excelente. Laten la poesía y la compasión en este bello texto, que nos interpela. Un beso grande. Adriana Maggio

2 de agosto de 2015, 13:25  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal