17/5/20

Poema de Carlos Battilana





Parrilla 

Sobre el fin de la calle
rumbo al cuartel
hay un asador:

es verano
pero corre una pequeña
brisa.

Mi padre
mi madre
nuestros hermanos
disfrutan de la cena
familiar
al aire libre.

No hay nada que temer
estamos abrazados por el campo
el mundo acontece en ese punto
minúsculo del universo. Tengo
seis años. Conozco
todo
lo que me circunda.
Somos libres
en el lugar.

Mi padre es feliz;
se rodea de sus hijos
de su mujer
tiene información suficiente
para proveernos
durante algunos años:
axiomas, libros, narraciones
de adolescencia.
Ahora que
su muerte es fresca
y reciente, recreo el instante
en que mi padre
distribuye la carne,
las achuras, las ensaladas
en derredor.
Mi madre lo roza con los ojos
y deliberadamente
lo deja hacer
deja que su fuerza crezca
allí, en ese punto
minúsculo del universo.


© Carlos Battilana

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

la vida misma tu poema, como debería ser siempre para todos. me encanó! susana zazzetti.

18 de mayo de 2020, 10:40  
Blogger Silvina Vuckovic ha dicho...

Delicado poema

18 de mayo de 2020, 10:50  
Anonymous Belkys Sorbellini ha dicho...

Me encantó ese amor de familia. Ese recuerdo hermoso del padre. Hermoso!

21 de mayo de 2020, 8:19  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal