11/3/20

Poema de Susana Zazzetti





llueve.          llueve
en el costado oeste de mi cuerpo.
las gotas saltan en el
desprevenido corazón.
pareciera que en ese puño
los oblicuos desgarros
se acomodan.
se sostienen unos a otros
y se enlazan.  forman un paredón.
no más nudos perversos
como alambres de púa.
hora de renacer del duelo
dejar que las palabras
no sean paralíticas en la lengua.

© Susana Zazzetti

7 comentarios:

Blogger claudia tejeda ha dicho...

y justo que llueve ahora, doblemente hermoso!

gracias, Susi!

abrazo

11 de marzo de 2020, 18:27  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Magnífica artesana de la palabra y el buen decir, siempre emocionas Susana! Invitas a renacer pese a tantos duelos que nos circundan. Abrazo grande! Alfredo Lemon

13 de marzo de 2020, 19:30  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

Perfecto y para gozar, cocmo siempre. Abrazos, marta

14 de marzo de 2020, 17:19  
Anonymous Anónimo ha dicho...

muy buen poema donde en su decir el puño del doesgarro se abre y vierte dolor en poema.gracias
Marizel Estonllo

15 de marzo de 2020, 1:19  
Blogger Liliana ha dicho...


La Tejeda me ganó de mano. Eso pensaba. Ahora llueve y el poema es una reflexión que cae entre otras gotas.
Zazzetti, cuenta ud. con mi admiración.

Lily Chavez

15 de marzo de 2020, 20:06  
Blogger Susana Giraudo ha dicho...

Precioso. Siento como tú poesía abandona el dolor o lo atempera y se abren tus inmensas alas
Susana Giraudo

23 de marzo de 2020, 13:45  
Blogger norma ha dicho...

que las palabras no se paralicen nunca..que sigan cantando bajo la lluvia, gracias Susana!

2 de mayo de 2020, 18:36  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal