13/3/20

Poema de Anahí Duzevich Bezoz





OJOS SIN ASOMBRO

Dicen los que pueden ver
 que es más fácil imaginarlo todo
 dicen los que no padecen tinieblas que es así.
Las formas me seducen
mi mirada no puede desvestirte ya.
Mis manos son espirales develando rostros
Dios pone su mano
cuando llueve, no puedo mirar el cielo
 si, puedo tocar sus lágrimas.

© Anahí Duzevich Bezoz

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

precioso. ¡ precioso poema!! susana zazzetti.

13 de marzo de 2020, 16:35  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué buen final, qué buena síntesis! Casi una plegaria diría..."Dios pone su mano cuando llueve, no puedo mirar el cielo/ sí, puedo tocar sus lágrimas". Magnífico! Alfredo Lemon desde Córdoba

13 de marzo de 2020, 19:21  
Blogger Xenia Mora Rucabado ha dicho...

Hola Anahí. Es muy hermoso tu poema. Puedes tocar sus lágrimas¡ Muy bellas metáforas.
Muchas gracias por regalarnos tan bellas imágenes.
Abrazo
Xenia

15 de marzo de 2020, 18:16  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal