23/2/20

Poema de Marcela Rosales



Estación futuro                                  

aunque almuercen semillitas...

DLSO

Bajo las alcantarillas de la ciudad
donde se precipita el lodo
muchachos andrajosos improvisan
pasadizos secretos, imaginarios puentes
para muchachas pecosas
espigadas de centeno y amapola.

En las noches sin luna, negro 
mediodía de los miserables
febriles hacedores de paraísos
demuelen las catedrales del hambre
(la cloaca es una equivocación)
en el trigo, vayamos niñas a comer cerezas.

Bajo la calle ajena de la tristeza propia
se los oye reír y nace el canto.

Rescoldo marrón en honda celda,
fuegos pálidos, sombras que nadie sueña.


© Marcela Rosales

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

ay marcela ¡ qué decir! están tan claros tus propios, humanísimos ideales, que este poema no me desarma: me arma entera. que así sea!.tqm. suana zzzetti.

24 de febrero de 2020, 10:02  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querida Marcela, tu mirada profunda para develar con tus poemas, un "más allá" de la realidad circundante. Saludo afectuoso, Alfredo Lemon

1 de marzo de 2020, 10:18  
Blogger Susana Giraudo ha dicho...

Un poema que ayuda a reconocer una realidad intemporal. Muy bueno, querida Marcela.
Susana Giraudo

11 de marzo de 2020, 18:50  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal