21/2/20

Poema de Susana Szwarc



Grisines

¿El vidrio de los anteojos se habría
empañado si no estuviera así, lejos
de una cara?

Me desenlazo en la madrugada.
Un cuerpo, ni propio ni ajeno, deambula
por la esfera o por la casa.

Ahora, seco el vidrio, un verde resalta
sobre el mármol: ¿espejea a mis ojos
un efecto de error, de amor, sobre las cosas
del mundo?

En la trasnoche el hambre nos pertenece.
Muerdo los grisines que criquean como hojas
de este otoño. Ah!, las voces de los vecinos.
Refriegan sus manos, trancan
puertas.

Tiemblo.
Temo que este cric crac te quite el sueño.


© Susana Szwarc

8 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Poema muy logrado que apela a la inteligencia sin descuidar la emoción! Bravo Susana, tu obra te respalda. Alfredo Lemon desde Córdoba

22 de febrero de 2020, 11:02  
Blogger Adriana ha dicho...

Muy buen poema. Gracias. Adriana Dirbi Maggio

22 de febrero de 2020, 14:14  
Blogger Noemí Correa Olivé ha dicho...

Conmovedor poema, Susana, gracias!!

22 de febrero de 2020, 21:15  
Blogger Silvina Vuckovic ha dicho...

¡Qué buen manejo de la intensidad! Gracias, Susana, un gusto leerte. Y gracias, Gustavo, ¡siempre! por esta gran oportunidad de leernos.

22 de febrero de 2020, 23:22  
Blogger Adela ha dicho...

Fue un lujo. Gracias por este poema

24 de febrero de 2020, 1:25  
Anonymous Clarisa Ollivier ha dicho...

¡Cuánta belleza, Susana!

24 de febrero de 2020, 19:12  
Blogger Marta Raquel Zabaleta ha dicho...

bello,lo dice todo.

24 de febrero de 2020, 21:48  
Blogger Marta Ortiz ha dicho...

hermoso, Su! criquean los grisines y florece la poesía. abrazo grandote!
Marta Ortiz

3 de marzo de 2020, 18:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal