7/9/19

Poema de Leonor Mauvecin



CORDÓN 

Desde el nacimiento, han pasado los días.
Húmedo de  lágrimas, el cordón no se seca.
Lo  cubrí con hojas  y una lluvia fina  de ceniza y azúcar.
He rezado el rosario, todos los misterios
y un ramito de flores he llevado a la iglesia.
Encendí las velas  que fabriqué con el sebo
pero pasaron los días y el cordón no se seca.

Llevé la niña al monte y hablé con los árboles
y marqué su piecito  en la corteza del molle.
Y la  herida suave y el  tatuaje en el tronco
                                    se secaron  de a poco.


© Leonor Mauvecin

3 comentarios:

Blogger Patricia Berho ha dicho...

Intenso y bello, gracias poeta .

8 de septiembre de 2019, 11:12  
Blogger Aldo Luis Novelli ha dicho...

Un suave tatuaje tu poema Leonor. Abrazo de surviento.
Aldo Novelli.-

9 de septiembre de 2019, 13:44  
Blogger norma ha dicho...

Bello poema de Leonor, gracias Gustavo!

10 de septiembre de 2019, 15:16  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal